La importancia de tu tiempoHace unos días te comentaba una reseña del libro “La carrera contra el tiempo y como ganarla” de Camilo Cruz. Según este libro, con el que estoy trabajando actualmente, dice que hay ocho enemigos principales de nuestro tiempo que nos impiden administrarnos mejor y eliminar los enemigos más comunes de nuestro éxito y productividad personal. Veremos cuatro en esta entrada.

¿Por qué gastamos tanto tiempo en cosas triviales y de poca trascendencia y luego no tenemos tiempo para hacer aquello que consideramos verdaderamente importante?

1 | Postergación

A veces hasta parece involuntario: ¿dejas las cosas para mañana? ¿Se vencen los recibos? A menudo creemos que el día de mañana presenta mejores perspectivas para realizar algunas cosas, cuando normalmente, la verdadera razón suele ser la falta de resolución para lidiar con la situación que tenemos frente a nosotros. ¿Solución? ¡Haz ya mismo lo que sabes que tienes que hacer!

2 | Excusas

Si eres experto en dar excusas suele ser para justificar las actividades postergadas. Muchas veces hacemos responsables a terceros por cuestiones que siempre estuvieron bajo nuestro control. Tres cosas importantes sobre este punto: la primera, si quieres encontrar una excusa ten la certeza que la encontrarás. Segundo, cuando empieces a utilizarla ten la certeza que encontrarás aliados, alguno te dirá: te entiendo, a mí también me pasa. Tercero, una vez las des, nada habrá cambiado. Evita dar excusas, tus amigo no las necesitan ¡y tus enemigos no las van a creer!

3 | Buenas intenciones

Si tienes muchas buenas intenciones pero no las llevas a la acción, no sirven absolutamente para nada. Hay un dicho que dice que el camino del fracaso está cimentado de buenas intenciones. ¿Cómo lo identificar este mal? Si te propones algo, ¡hazlo ya!

4 | No ser capaz de decir NO

No podemos decir SÍ a todo, incluso a cosas que sabes que no podrás hacer. Si te comprometes con algo o alguien ¡no falles! Y si sabes que no podrás estar en algún sitio o hacer determinada tarea, di que no, es mucho mejor para ti y para las personas con las que te comprometes.

David Arcavin | darcavin@gmail.com