Magdalena

Conocimos a Madalena y su madre haciendo una encuesta en la calle, una pequeña charla de tres minutos y todo cambió.

La citamos para hacerse un estudio nutricional y nos contó que estaba realizando un tratamiento de anticuerpos, previamente tuvo que hacer otro de quimioterapia. Se encontraba muy cansada, tanto que no se atrevía a realizar viajes de más de 30 minutos en bus. Estaba hinchada y le sobraba algo de peso.

Le contamos que si mejoraba su nutrición tenía muchas opciones de mejorar algunos aspectos de su día a día, decidió confiar, comenzó tomando un zumo de Aloe Vera y un batido, asistió a las escuelas de alimentación correcta, siempre con una sonrisa y bien predispuesta aún con sus problemas de salud.

Recientemente hablé con ella, y me decía que hubo tres cosas que aún la sorprenden: el cambio de energía, no sólo puede viajar, hace poco estuvo en Zaragoza con nosotros en un evento fantástico; la pérdida de peso, jamás creyó que podría controlar nada menos que 13 kilos; y por último, tener una nueva posibilidad de volver a trabajar y demostrar lo que vale.

Esta y muchas más son las historias que nos inspiran y nos dan ganas de seguir adelante. ¡Gracias Madalena por confiar en nosotros!

David Arcavin | darcavin@gmail.com