Herbalife

Silvia tiene 28 años, en el año 2011 estudiaba para esteticién por las mañanas y buscaba un trabajo por las tardes para compaginarlo con sus estudios y así poder cubrir sus gastos.   Buscando en la web, se encontró un anuncio donde solicitaban personas para hacer hidrataciones faciales a domicilio, interesada en la oferta se puso en contacto.

Cuando llegó a la entrevista se encontró con algo diferente a lo que esperaba, sin embargo, algo le llamó la atención, y decidió comenzar.   Al principio solo buscaba un ingreso extra, le habían explicado que además de un extra tenía la posibilidad de desarrollar un proyecto profesional a largo plazo, pero en ese momento se conformaba con cubrir sus gastos.

Si bien la idea original era hacer hidrataciones faciales a domicilio, una vez incorporada a Herbalife, le enseñaron que además de tener una línea de nutrición externa, también existía otra de nutrición interna, y accedió a hacerse un test nutricional.   En aquel momento no sabía mucho de nutrientes y alimentación, pero si sabía que llevaba mucho tiempo intentando subir su masa muscular y no lo conseguía por mas que se empeñara en comer, casi sin buscarlo, se encontró con una solución a un problema que llevaba años sin resolver.

Con 1,68 metros de altura y 46 kilos sufría muchos problemas relacionados con su delgadez, ciclos menstruales dolorosos e irregulares, dolores de cabeza, mucho cansancio, y además, le daba algo de vergüenza ponerse un bikini, ya que se veía tan delgada que su figura no le gustaba.

El primer cambio sorprendente para Silvia fue el aumento de energía, junto a la suplementación de herbalife y la mejora de sus hábitos, que incluían beber más agua y hacer cinco comidas saludables, consiguió aumentar 7 Kg de masa muscular.

En el año 2015, junto a su pareja, tomaron la decisión de convertirse en mamá y papá, para ese entonces ya tenía una experiencia importante en Herbalife, por lo que no dudó ni un instante en mantener, y ampliar, la suplementación, sabía que debía comer para ella y su bebé.   Sorprendentemente durante el embarazo, comiendo mucho, sobre todo de cosas poco aconsejables, cogió 18 Kg, así que después de dar a luz, se encontró con un nuevo desafío, esta vez era de control de peso.   En poco menos de 4 meses consiguió quitarse toda la grasa que le sobraba, por supuesto, incorporando a sus hábitos el ejercicio además de la nutrición de herbalife.

Hoy Silvia es una empresaria independiente exitosa, madre de un niño precioso, no solo es dueña de su tiempo y de su vida, tiene su propio centro de bienestar en el que trabaja 4 horas, para poder dedicar el resto del día a su hijo, sino que además, gracias a esta actividad, ha podido afectar positivamente a muchas personas, entre otras a Tamara, historia que contamos hace unas semanas.

¿Te gustaría tener más tiempo para lo que consideras mas importante?

 

David Arcavin | darcavin@gmail.com