El pan también puede ser comida sana

El principal ingrediente del pan es la harina, y la de trigo es la que más se utiliza. La elaboración de este alimento básico es conocida desde el siglo XX a. de C. entre los egipcios, aunque si rebuscamos, como no hay mucha precisión en estos datos, podemos encontrar decenas de suposiciones diferentes, desde luego, los ingredientes naturales de “otras épocas” hacían del pan una comida sana.

Como muchos casos en la historia, la elaboración de este alimento sufrió cambios gracias a la casualidad, al parecer los egipcios lo comían con harina sin fermentar hasta que, en cierta ocasión, lo prepararon y lo dejaron sin cocer para celebrar una fiesta. Al día siguiente encontraron la masa esponjosa y fermentada, por eso se cree que fueron ellos los primeros en utilizar la levadura.

En Europa se han encontrado fragmentos de pan sin levadura en algunas zonas de Suiza donde estaban situadas las comunidades civilizadas más antiguas de Europa.

Hoy la variedad es imposible de cuantificar, lo que si podemos decir es que, en líneas generales, aunque se mantiene la forma de preparado y cocinado, la industrialización no ha favorecido al valor nutricional del alimento, en la mayoría de los casos, todo lo contrario, una gran cantidad de hidratos refinados, aceite y sal dejan a la mayoría de los panes fuera de la categoría de comida sana.

La receta de hoy es ni más ni menos que “pan de proteínas”, sin harina, sin aceite, y si lo prefieres, sin sal, aunque yo utilizo un pellizco.

Es increíblemente sencilla de hacer, los ingredientes son: 9 claras de huevo, 5 cucharas soperas de semillas de lino, 5 cucharas medidoras de polvo de proteínas Herbalife F3 y un sobre de levadura en polvo.

El primer paso es moler las semillas de lino, una vez molidas, pones en un recipiente las claras de huevo, las semillas molidas, la proteína en polvo y el sobre de levadura, lo bates bien hasta conseguir una masa homogénea y listo.

Precalentamos el horno a 180 grados, viertes la masa en un recipiente, al horno 25 minutos, y ya tienes un pan de proteínas, 100% nutritivo, sin harina, sin aceite, y si lo prefieres, sin sal.

Un truco mas para no privarte de lo que te gusta y acompañar una comida sana.

 

David Arcavin | darcavin@gmail.com