David Arcavin - Activos vs Pasivos

Algunos están, más o menos, de acuerdo. Lo que te voy a contar en este artículo es breve y está basado en Robert Kiyosaki.

Según este empresario súper exitoso, un Activo es lo que te DA DE COMER y un Pasivo es lo que TE COME A TI; el concepto es sencillo pero se entiende mejor con un ejemplo.

Si te compras algún electrodoméstico, pequeño o grande, o cambias los muebles de tu salón y lo haces a crédito, no sólo pagarás intereses sino que, además una vez sale de la tienda como “artículo usado” pierde mucho valor; en cambio, si decides tener un negocio tradicional, a través de internet o multinivel, y muchas veces esto es más barato que una TV de 40 pulgadas, en tanto no sean malas decisiones empresarias, producirán ingresos de dinero y, llegado el caso, hasta podrás vender alguno de ellos por más dinero del que se invirtió en su creación.

Para los contables tradicionales ambas cosas son activos, para Kiyosaki los electrodomésticos son un pasivo ¿Por qué? Porque NO te da de comer.

Según lo dicho para tener un activo hay que invertir, para invertir hay que tener dinero, y la única forma de tenerlo es trabajar y ahorrar para luego invertir.

Esto es cierto en el comercio tradicional, pero no lo es en la venta multinivel, una membresía de Herbalife tiene un coste de 63 euros. En mi opinión esa cantidad no puede llamarse inversión.

Desde mi punto de vista el multinivel te permite ingresos inmediatos para cubrir tus gastos con la venta directa si trabajas a tiempo completo, también puedes mantener un trabajo tradicional trabajando un multinivel a tiempo parcial, esto te permite crear una organización, que genera regalías y comisiones de por vida y heredables (activo) y si lo deseas, un día dejas tu empleo y sigues tiempo completo con el multinivel.

Llevo seis años en Herbalife, antes de comenzar me hice algunas preguntas cuyas respuestas no me gustaron… Las comparto contigo: ¿Voy a tener la misma capacidad de trabajo dentro de 10 años? ¿Quiero estar como estoy ahora dentro de 10 años? ¿Qué le voy a dejar a mis hijos?

Si te haces preguntas similares y las respuestas no te gustan, aprovecha la oportunidad. ¡Ponte en contacto!

David Arcavin | darcavin@gmail.com