Comer bien

Matilde es educadora y psicoanalista, hace 10 años se desempeñaba en su profesión como autónoma y lo compaginaba con otro trabajo como comercial en una empresa de tecnologías. Trabajaba mucho y no tenía tiempo de comer bien.   Todo estaba dentro de lo aceptable, pagaba su piso, tenía su coche, vivía medianamente cómoda, pero no estaba del todo satisfecha con sus resultados.

En el año 2008 su pareja conoció herbalife a través de unos amigos, él necesitaba perder pero, ella creía que no, pero al ver su resultado, decidió informarse, en ese momento se enteró que los suplementos no solo valían para perder peso, simplemente le garantizaban una buena nutrición, y eso le convenció.   No le gustaba cocinar, así que decidió mejorar su nutrición de una forma sencilla y efectiva.

Ya sabemos por experiencia que cuando comemos mal nos sentimos mal, y también es lógico suponer que ¡El comer bien te lleva a sentirte bien!.   Y como no podía ser de otra manera Matilde comenzó a notar los cambios casi de inmediato, al tercer día notó una mejora radical en su energía, y “casi sin querer” cogió 2 Kg de músculo, perdió 3,5 Kg de grasa y nueve centímetros de cintura que ni siquiera sabía que le sobraban.

Entusiasmada con su resultado empezó a recomendar el producto a su entorno, su padre, su madre, la mujer de su padre, etc, todos comenzaron a tener resultados y lo que fué un buen resultado empezó a plantearse como una oportunidad.

Llevó tiempo tomar la decisión, los cambios radicales no le gustan, primero dejó el trabajo de comercial de tecnologías, no estaba mal, pero para vender tecnología, prefería recomendar algo con lo que ella se sentía a gusto.

A medida que pasaba el tiempo sus ingresos iban creciendo y llegó el momento de tomar otra decisión, seguir a tiempo parcial o dedicarse a tiempo completo a herbalife, lo que le pareció más atractivo fue no depender de los humores de un jefe, sin que nadie le diga dónde puedes ir de vacaciones o qué casa te puedes pagar, y tomó la decisión.    Jamás pensó que comenzar a comer bien iba a cambiar tantas cosas en su vida.

Hoy Matilde es independiente, y según sus palabras, “ahora me siento mejor que nunca. ¡Es mi mejor momento!  Estoy en  el camino a la independencia, a la libertad, mirando hacia el horizonte, y sobre todo, manejando el timón de mi vida.

¿Te gustaría ser independiente?

 

David Arcavin | darcavin@gmail.com